Marchas, bloqueos y hasta un tiroteo: Protestas contra Trump se extienden en EE.UU.

 

Miles de personas volvieron a salir a las calles en varias ciudades de Estados Unidos la noche del viernes y la madrugada del sábado dejando autopistas bloqueadas, numerosos arrestos y un tiroteo durante una marcha en Portland, Oregon.

Manifestantes se volvieron a reunir afuera de la Trump Tower, hogar del presidente electo en Nueva York. Una de las participantes en la protesta, Shashi “Rabin” Rabinowitz, explicó el motivo de su presencia en el lugar: “las palabras no pueden describir lo enojada que estoy de que él haya sido electo en lugar de Hillary (Clinton)”, afirmó.

 

“Creo que él debe atender realmente toda la división, todas las cosas llenas de odio que ha dicho en el pasado y retractarse y rechazarlas”, dijo otro de los manifestantes, Nick Truesdale.

Ha habido protestas nocturnas desde que Trump fuera elegido el martes y se espera que continúen durante el fin de semana.

A lo largo del país

El viernes se registraron protestas en varias ciudades, entre ellas Los Ángeles, California; New Haven, Connecticut; Orlando, Florida; Chicago, Illinois; Asheville, Carolina del Norte; Nashville, Tennessee; Columbus, Ohio, así como en colegios de Denver, Colorado, y Omaha, Nebraska.

Hubo arrestos en Los Ángeles, aunque el Departamento de Policía no pudo informar inmediatamente sobre el número de personas detenidas.

Los manifestantes protestan contra las políticas que Trump ha prometido respecto a la inmigración, el medio ambiente, los derechos de la comunidad LGBT, entre otros temas.

Un manifestante baleado

En Portland, Oregon, un hombre resultó herido en un tiroteo en el puente Morrison durante una protesta en la madrugada del sábado.

Se cree que el sospechoso estaba en un vehículo que circulaba sobre el puente cuando inició un enfrentamiento con alguien entre la multitud, informó la Policía de Portland en un comunicado. El sospechoso bajó del vehículo y disparó en varias ocasiones antes de abandonar la escena. Las víctima, cuyas heridas no amenazaban su vida, era atendida en un hospital local. Testigos describieron al atacante como un hombre afroamericano de menos de 30 años.

El viernes, manifestantes bloquearon la calle frente al edificio del ayuntamiento de Portland. Al caer la noche, la policía trató de dispersar a los que protestaban, pero la tensión seguía siendo alta.

En Boston, cientos de personas se reunieron en el Boston Common, un parque en el centro de la ciudad, para realizar una manifestación.

“Reunámonos para mostrarle pacíficamente a todos aquellos a los que Trump o sus seguidores han reprimido que todavía nos importan, y para darles la oportunidad de que sus voces sean escuchadas”, dijeron en Facebook los organizadores de la protesta.

Carreteras bloqueadas

En Miami, cientos de personas marcharon sobre el Biscayne Boulevard entonando cánticos contra Trump y con pancartas con mensajes como “¿Cuántos jueces se necesitan para arruinar a Estados Unidos?”, según imágenes de WSVN, afiliada a CNN.

Asimismo, la carretera interestatal 80 de Iowa City, en Iowa, fue bloqueada temporalmente por unos 75 manifestantes, informó el sargento Chris Akers, de la Policía de Iowa City. Nadie fue arrestado, indicó.

En Atlanta, unas 500 personas marcharon en el centro de la ciudad, informó el vocero de la Policía de Atlanta, Lukasz Sajdak. Los manifestantes intentaron acceder a una autopista, pero las autoridades se lo impidieron. No hubo arrestos.

Calma en el futbol

A pesar de las repetidas amenazas de Trump contra los inmigrantes indocumentados, multitudes acudieron al partido de futbol entre las selecciones de Estados Unidos y México, en el inicio de la clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

Los fanáticos estadounidenses reunidos en Columbus, Ohio, sede del partido, hicieron la política a un lado para dar su apoyo a los seguidores mexicanos.

“Buena suerte, perdón por Trump, perdón”, decían miembros de un grupo de fans estadounidenses a otro grupo de mexicanos.

“La atmósfera es absolutamente maravillosa”, dijo Christian Couch. “Es un deporte que todos amamos y eso es por lo que estamos aquí. No creo que la política deba tener espacio en este juego”.

México venció a Estados Unidos con marcador de 2-1.